Efluentes de eliminación de baterías para automóviles

By 15 septiembre 2016case, waste_es

El cliente
Nuestro cliente es una planta secundaria de fundición de plomo con sede en Europa, que produce principalmente lingotes de plomo para baterías de automóviles, aleaciones de plomo y balas de plomo para caza y tiro deportivo.

El reto
El cliente tiene una planta de recuperación de baterías de plomo-ácido, capaz de separar los diferentes componentes de las baterías mediante sistema húmedo, con neutralización del ácido sulfúrico electrolítico. Mientras que el plomo segregado puede utilizarse como combustible para los hornos de fusión y reutilizarse para construir baterías nuevas, el ácido sulfúrico necesita una planta de tratamiento específico para ser reciclado como sulfato sódico. La planta está gestionada de acuerdo con el Sistema de Evaluación de la Calidad ISO-90021. La producción total de aguas residuales generadas por las operaciones de recuperación de las baterías en la planta superaba las 15 000 m3 por año, y se trata de un residuo del que la empresa tenía que deshacerse fuera de la propia planta.

La solución proporcionada

Con el fin de reducir los cada vez mayores costes de eliminación, la empresa implementó un proyecto basado en el principio de reducción de los volúmenes de desperdicios mediante evaporación en vacío. Los costes de eliminación que el proyecto logró ahorrar proporcionaron un ROI de menos de dos años. El EVALED® TC 60000 produjo la separación térmica del agua residual en dos corrientes: una destilada y otra concentrada. La corriente destilada, que representaba cerca del 60 % del volumen de entrada, cumplía con la normativa vigente y fue reutilizada de nuevo para el proceso como agua de aclarado. La corriente concentrada, que representaba en torno al 40 % del volumen inicial, fue una solución sobre el nivel de solubilidad, dado que tenía una gran cantidad de sulfato de sodio que fue separada como sal húmeda. La implementación de este tratamiento de aguas basado en la evaporación dio a la planta la posibilidad de obtener la ZLD (cero descarga de líquidos), que está adquiriendo cada vez más importancia debido a la tendencia de la legislación medioambiental. La reducción en los volúmenes de eliminación de aguas residuales fue el factor clave en el retorno de la inversión.

Resultados y beneficios
El rendimiento de destilación del equipo instalado ha mostrado un rendimiento consistente: el 60 % del destilado presentaba baja dureza y baja conductividad, mientras que del 40 % restante del concentrado fue posible recuperar la sal. Esto permitió al cliente reutilizar el destilado como agua de aclarado, reduciendo de este modo la demanda de la planta de agua fresca de la red hidráulica y, por tanto, ahorrando costes. La empresa ha reducido sustancialmente los costes de la eliminación del agua residual y ha podido demostrarle a las autoridades locales y a la comunidad local su actitud proactiva y responsable en relación con sus obligaciones medioambientales.

  • Material recuperado: sal a partir del concentrado
  • ZLD: el destilado utilizado como agua de aclarado
  • ROI de menos de dos años